Algunas frases trilladas… y lo que en realidad quieren decir

Por Gallo Molina (joseantoniomolinavega@gmail.com)

“Hasta que la muerte los separe” = ya te chingaste, no se vale cambiar de opinión.

“Perdón, no tenía señal” = se me pasó por completo que aún existes.

“Enfócate en lo bueno” = no tengo idea de qué decirte para que te sientas mejor así que te digo esto que leí alguna vez en tumblr. 

“Hay muchos peces en el mar” = eres un asco en el amor pero, no te preocupes, somos más de seis mil millones de personas en este planeta y alguna habrá de soportarte. (Abre una cuenta de Tinder, la pecera más grande del mundo).

“Muchas gracias, cuando quieras” = de verdad espero que no me pidas prestada esta prenda nunca porque no planeo dártela (y además siento que se vería horrenda en ti). 

“Haz que los días cuenten” = deja de desperdiciar tu vida viendo Netflix. 

«No me voy a vacunar porque ni siquiera sé qué tiene eso que van a poner» =  quiero diferenciarme de todo el mundo que sí se vacuna porque los considero unos borregos insoportables hijos del sistema aunque no tengo ni puta idea de por qué estoy tomando esta decisión. 

“Fue amor a primera vista” = esa persona es perfectamente compatible con mis estándares estéticos y estoy “enamorado” aunque no sepa absolutamente nada sobre su forma de pensar.

“Estamos muy felices de ser papás” = no hemos dormido en meses pero al menos tenemos la seguridad de que habrá alguien que se encargue de nosotros cuando seamos unos viejos decrépitos. 

“Lo mejor está por venir” = no tengo en absoluto certeza de ello pero definitivamente creo que tu vida no puede ponerse peor de lo que ya está.

“Había mucho tráfico” = desconozco lo que es el Waze.

«Tómame una foto… pero con tu celular» = tengo un Android.

“El pobre es pobre porque quiere” = soy un ojete que prefiere pensar que la gente es huevona por naturaleza en lugar de abrir los ojos y darme cuenta de que la mayoría de la población no nació en en unas circunstancias propicias (como las mías) para desarrollarse económica y profesionalmente con todas las ventajas que eso supone.

“Ya estoy en camino” = me estoy metiendo a bañar. 

“La última y nos vamos” = no nos vamos a ir de aquí nunca.

“La ropa sucia se lava en casa” = no seas un chismoso que anda contando las problemáticas familiares que revelan que no somos la familia perfecta que queremos proyectar.

“No quiero una relación por el momento” = no me gustas lo suficiente como para querer una relación pero es probable que mañana conozca a alguien que sí me convenza. 

“No eres tú, soy yo” = pero claro que eres tú sólo que no quiero hacerte sentir mal.

“Yo sí estudié la primaria” = asumo que tu proceso educativo fue totalmente deficiente aunque yo ya no me acuerde ni de cómo sumar fracciones. 

“Se me fue el internet” = esta videollamada bien pudo ser una nota de voz en de WhatsApp así que me desconecté a propósito porque valoro mi tiempo.

“Así lo quiso Dios” = no me quiero hacer responsable de mis sentimientos o elecciones fallidas por lo que se las voy a atribuir a un ser superior que no tiene ninguna injerencia en mi destino.  

“El tiempo no era el correcto” = tú no eras la persona correcta. 

Portada: John Stezaker

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s